Blog

Auto clonado: ¿cómo me aseguro que no lo sea?

Autos clonados: de sueño a pesadilla en un instante

Comprarse un auto clonado es un riesgo que todo comprador tiene. También hay otro tipo de estafas, como el kilometraje adulterado. Pero, en esta ocasión, hablaremos de la estafa que más dolores de cabeza causa. Esta práctica, más común de lo que pensamos, consiste en tomar los números de registro de un automóvil y transferirlo a otro con iguales características (marca, modelo, color, equipamiento, etc.). Como resultado, el auto al cual se le transfirieron los papeles es un clon del auto original, ya que cuenta con los mismos registros de identificación y luce igual. En concreto, la clonación implica cambiar los números de serie o número VIN. También las patentes, número de motor y otros elementos de identificación del automóvil, para hacer que el vehículo adulterado parezca legítimo. De esta manera, dos autos pueden tener el mismo VIN.

Existen bandas organizadas que se dedican a este “negocio”. Incluso pueden sacarlos fuera del país para venderlos. Esto hace más difícil su identificación. Hoy te contaremos en qué consiste esta mecánica y el cómo identificar estos trucos.

 

¿Cómo se clona un auto?

Lo primero que hace el delincuente es conseguir la información de un automóvil legítimo, ya sea a través del robo de documentos o por bases de datos fraudulentas.  Esto genera graves problemas con serias consecuencias para los propietarios legítimos, ya que pueden ser inculpados por delitos que no han cometido. Por otro lado, para quien compra un auto clonado, sin saberlo, puede estar comenzando un camino complejo y riesgoso. Para comprender un poco más veamos los pasos que se llevan a cabo en la clonación:

Lo primero y más sencillo es la instalación de la placa patente del auto legal en el auto robado.

Luego viene la “remarcación del vehículo”. Para remarcar un auto, los delincuentes deben ocultar o cambiar los números de serie de un vehículo para hacerlos coincidir con los del vehículo original. Estos códigos son conocidos como VIN, debido a sus siglas en inglés (Vehicle Identification Number).  El VIN es un conjunto de caracteres de 17 dígitos, único e inmodificable que asigna el fabricante. En Chile también se le llama número de chasis, así que es posible que lo hayas oído con ese nombre. 

 

¿Cómo no caer en la compra de un auto clonado?

Para no caer en la compra de un auto clonado debes revisar muy bien los registros de estos códigos en el vehículo, su estado y coincidencia. Pero revisemos los pasos prudentes al comprar un auto usado para no correr riesgos.

Lo primero es, siempre que el auto no sea tan antiguo, preguntar al vendedor si cuenta con la factura original de compra. De este modo se puede consultar directamente a la marca.

Por otro lado, el documento cuenta con el VIN original del vehículo. Tienes que guiarte en él para la verificación ocular donde esos códigos deben estar impresos en el auto.

Para identificar la ubicación de estos registros, existen cuatro lugares comunes donde deberías encontrarlos:

  1. La primera es en el parabrisas: este debiese estar en la esquina inferior izquierda. Una vez abierto el capó lo encontrarás en la parte frontal del motor y también lo puedes hallar en el marco posterior.
  2. La segunda ubicación es en el chasis, inmediatamente arriba de las ruedas delanteras.
  3. Finalmente, desde adentro del auto, normalmente se encuentra en el marco de la puerta del conductor.

En esta revisión debes asegurarte que coincidan con los números que aparecen en los registros oficiales. Con inscripciones que deben ser legibles y sin signos de que los números hayan sido adulterados o con grabados posteriores, ajenos al original. Además, convendría que lleves contigo a un asesor experto que también se fije en el mantenimiento del auto y la eficiencia del motor. 

 

Ayuda extra

Como un elemento de ayuda en Chile, existen diversas webs online que recopilan información a través de los registros oficiales. Hay, incluso, aplicaciones tanto para iPhone como para Android que permiten acceder a los registros. Sin embargo, te recomendamos que te fijes directamente en  https://www.autoseguro.gob.cl/ , esta plataforma que la Policía de Investigaciones administra. En ella se accede a información actualizada. Posibilita iniciar cualquier consulta a partir del VIN, la placa patente o el número de motor. 

 

Ya tienes indicaciones que te pueden ayudar a una compra segura. No obstante, recuerda que siempre puedes acercarte a nuestras oficinas para recibir la asesoría experta de nuestros inspectores de amplia trayectoria y siempre dispuestos a entregarte el mejor servicio. Quienes a través de un contraste entre el VIN de los documentos, el impreso y el que refleja el Scanner generan un “triple check” que elimina la posibilidad de que caigas en un fraude.

Para cualquier consulta o necesidad de orientación nos puedes contactar en hola@fullmec.cl o  puedes agendar tu inspección de pre-compra en nuestro sitio web.

Relacionados